You are here
R-Evolución Rodrigo Alejandro Pérez González La Historia de un Secuestro Juvenil PORTADA R-EVOLUCIÓN 

R-Evolución Rodrigo Alejandro Pérez González La Historia de un Secuestro Juvenil

rodrigos-perez-gonzalez

“El Absurdo no está en el hombre, ni el hombre esta en el mundo… pero en su presencia es el único vínculo que los une.”

Albert Camus

 

Un secuestro es un delito en contra de la libertad.  Es por eso que escribo esto, desde el punto de vista más absurdo e incompatible dentro de nuestra existencia.

Esta es la Historia de un Secuestro, pero no de los que estamos acostumbrados a ver, o a lamentarnos.

Este es un Secuestro de los que no queremos pedir rescate por el, es un secuestro donde aplaudimos la gran obra de nuestros secuestradores.

Esto es un Secuestro, donde nosotros los Jóvenes  estamos involucrados…

R-EVOLUCIÓN

En tiempos donde reina la apatía, el descontento, la crítica, la impunidad, donde no hay espacio, para el progreso, la congruencia, la tolerancia, pero sobre todo el desprestigio a nuestras instituciones.

Nos hace recordar  la Teoría de la Relatividad, donde no existe un tiempo absoluto, sino que transcurre de manera distinta para observadores ubicados en distintos sistemas de referencia.

Y aquí es donde utilizamos la Ciencia para descifrar un poco las actitudes sociales de los mexicanos.  Hagámoslo en un ejemplo donde hay dos opciones; El Tren del Descontento, y la Tierra Contenta.

El marco de referencia en el que nuestra juventud del siglo XXI antes de los terremotos  iba montada, era el Tren del Descontento que viaja a 100km/h. Donde al dar una opinión dentro de este tren, iba hacer negativa.

Ahora trasladémonos al marco de referencia de la Tierra Contenta, donde al estar en la estación viendo pasar el Tren a esa velocidad, nuestra variable se convierte en un pensamiento diferente. Debido a que en la Tierra Contenta, existe el positivismo.

Descifremos esta analogía, sucede lo mismo con los ciudadanos. Todo depende de que punto de vista vean el problema, o cual sea su marco de referencia en el que se encuentren parados.

Y es que es sencillo, la Juventud debe Secuestrar a México. ¡Y ya lo estamos haciendo!

Hago alusión a ello, tras estos hechos tan trágicos y naturales que los mexicanos vivimos la semana pasada, donde fuimos afectados por los sismos y terremotos provocados al centro y sur del país.

De la noche a la mañana, los marcos de referencia cambiaron.

Los jóvenes  habían secuestrado la esencia que caracterizaba a México,  por ideas de antiguas generaciones, de personas adultas.

Ideas donde esas personas que no son Jóvenes, etiquetaban a nuestro más grande amor, a nuestro México como un país donde no existía la solidaridad y el amor por nuestro prójimo.

Vimos Jóvenes entregados al mil por ciento en la noble causa de buscar el bienestar de nuestros hermanos ante las desgracias. Presenciamos Jóvenes sudar la playera y ensuciarse de tierra al retirar los escombros. Sentimos a los jóvenes adueñarse de las calles y de las iniciativas que tenían que surgir al momento de dicha contingencia.

Así que como diría Albert Camus; “Perder la propia vida es una nimiedad, pero perder el sentido de la vida, ver como desaparece nuestra lógica, es insoportable. Es imposible vivir una vida sin sentido”

Y nuestro sentido es RESCATAR a nuestro México. Es por eso que por el Bien de nuestro País, dejemos lo negativo a un lado, ¡Y SECUESTREMOS A MÉXICO!

 ¡Gracias por leer!

Correo Electrónico: Rorro.alejandrop@gmail.com

Related posts

Leave a Comment