You are here
R-Evolución Rodrigo Alejandro Pérez González PORTADA R-EVOLUCIÓN 

R-Evolución Rodrigo Alejandro Pérez González

rodrigoooo

Jóvenes de cara al 2018

 

 

“La política es la historia que se esta haciendo, o que se esta deshaciendo. Es decir, una historia de ida y vuelta, pero siempre en movimiento nunca estática.”

Mario Benedetti

 

 

El 2018 promete ser un año lleno de esperanzas, cambios, anhelos, sacrificios, negociaciones pero sobre todo un año de intenso ejercicio democrático.

 

Dentro de los propios partidos políticos, ya piensan las reglas a jugar.  Así que con posdata y dedicatoria las agendas públicas van siendo modificadas de acuerdo a las necesidades, o a sus propios intereses.

 

Queda claro que nuestro segundo milenio estará de fiesta.

 

Cumplirá sus 18 años, será legal.

 

Ya tendrá derecho a tramitar su credencial de elector para hacer uso de sus derechos cívicos como ciudadano, y poder votar por el candidato o partido que mejor simpatice con sus ideales.

 

Ya podrá ser juzgado por las autoridades como un adulto al cometer cualquier tipo de acto ilícito, y sentir el poder de la justicia.

 

Ya podrá entender que todo derecho o poder, conlleva una obligación y así mismo una gran responsabilidad.

 

El 2018 tiene esencia juvenil.

 

En la encuesta intercensal realizada en el 2015 por el INEGI, se contaron 119 millones, 530 mil 753 habitantes en México. De los cuales la población menor de 15 años representa el 27%,  del 15 a los 64 años constituye el 65% y los adultos mayores representan el 7.2%.

 

¡Hoy en el 2017, existen casi un promedio de 40 millones de Jóvenes en México! Prácticamente si juntamos a la población menor de edad, a los adultos, y a los de edad avanzada, equivaldría a la misma cantidad que al sector juvenil.

Es por eso que decimos que el 2018 será un año muy de la juventud. Pero nos preguntamos; En la gobernabilidad, ¿Creen que la juventud sea agenda para el 2018?

 

Hay quienes dicen que los jóvenes y la participación, son como el agua y el aceite, como el aire y la tierra, como David y Goliat.

 

Nos comparan con el agua y el aceite, por que químicamente la respuesta de ambos componentes es heterogénea. Hablan del aire y de la tierra como elementos de diferentes espacios,  y de David y Goliat como si fueran personajes de diferentes historias.

 

Sin embargo a lo imperfecto le sabemos dar uso.

 

El agua y el aceite lo transformamos en un desmaquillan te para terminar con todos los residuos en la piel. Así como lo podríamos hacer en la política, para quitar todo lo sucio, todas las impurezas que dejaron en nuestra historia.

 

El aire y la tierra, lo conducimos para crear torbellinos, tornados que levanten y no dejen rastro de todo lo que haya sido mal construido.

 

Como David y Goliat, para con una honda, tumbar al mal de una pedrada.

 

 

R-Evolucionando: Todos nosotros los jóvenes tenemos que estar de cara a todos los años, a todos los momentos, a cada instante.

 

Así que independientemente de cualquier trinchera en la que nos encontremos, ya sea empresarial, científica, médica, educativa, política, cultural, deportiva, y hasta en la vida diaria, estemos participativos, siempre buscando el progreso.

 

 

¡Gracias por leer! Compárteme tu opinión.

 

Correo Electrónico: Rorro.alejandrop@gmail.com

 

 

 

 

 

Related posts

Leave a Comment